Centro de Belleza y Salud Margarita

Qué es y para qué sirve el Reiki       
   El reiki es una técnica japonesa que ha ayudado a miles de personas a curarse de diversos males, utilizando la energía de los cuerpos. No es un sustituto de la medicina, pero interviene favorablemente en los procesos de curación haciendo que la sanación de enfermedades corporales y espirituales sea más rápida. Para los descreídos está muy bien porque no sigue religiones ni filosofías, y ni siquiera hay que creer en él: nada más corrige los niveles energéticos y esto promueve cambios físicos, curando a la gente de diversas dolencias.
   El Reiki ofrece muchos beneficios, algunos muy concretos como aliviar dolores crónicos (reumatismo, artrosis, artritis, migrañas, lumbalgias o dolores menstruales); coadyuva en el proceso de curación de lesiones, por ejemplo, en la cicatrización de heridas o lesiones óseas.
   Reduce la inflamación producida por esguinces, desgarrones musculares y similares. Además, refuerza el sistema inmunológico haciendo que el cuerpo pueda luchar contra enfermedades virales, o contra infecciones como la gastroenteritis, la otitis, la dermatitis, etc.
   Quizá uno de los aspectos más importantes en esta pregunta de para qué sirve el Reiki es, precisamente, la influencia sobre nuestro sistema inmunológico, pues como esta técnica equilibra los campos energéticos y espirituales de las personas, promueve en general el mantenimiento de la fortaleza física en aras de enfrentar tanto dolencias existenciales (como puede ser una depresión) como enfermedades más graves, como el cáncer, pues las personas que se han sometido a sesiones de Reiki han aguantado mejor sesiones de quimioterapia.
Para qué sirve el Reiki y cómo funciona

Leer más: REIKI

Entramos de lleno en el mes de Octubre y pueden dar lugar a ciertas alergias: tenemos que recordar que nos pueden ayudar plantas como: Grosellero Negro, Equinacea, Propóleo. Homeopatía como Allium Cepa.
   Pero también es verdad que tendremos que eliminar de nuestra dieta, todo lo que sean alimentos envasados, pre-cocinados, conservas, y comer un poquito mas sano (tendría que ser siempre) nada de pan blanco, mejor integral, espelta o centeno. Nada de quesos fermentados o leche de vaca (provocan mucosidades). .
   Tomar por ejemplo: licuados de avena, soja o leche de almendras. Quesos frescos de cabra u oveja.
   Pero claro, todo esto a nivel global, en realidad lo que se tiene que hacer (y de hecho es lo que se hace en MTC, y Naturopatia) es personalizar, cada persona es un mundo y es verdad eso que se dice “no hay dos personas idénticas”.
   Utilizar los puntos acupunturales de los meridianos implicados. Moxar el 36 Estomago, poner acupuntura en el 4 de Intestino Grueso. Para subir defensas y luego según los pulsos chinos veremos que órganos son los que están en disfunción.